Blogia
FuTBoL InSuRGeNTe

Argentina aplastó a Serbia y Montenegro

Argentina apostó al futbol ofensivo. Y ganó. Y las especulaciones se esfumaron tras cada toque. Tras cada pincelada de futbol. De Riquelme, de Saviola, de Sorin; De Tevez, de Messi recién en el segundo tiempo. La pelota pasaba de acá para allá, y de allá para acá. Porque en el futbol, todavía, se puede apostar a jugar. Argentina goleó 6 a 0 mostrando ratos de gran futbol. Rodriguez (2), Cambiasso, Crespo, Tevez y Messi marcaron los tantos para el seleccionado nacional.
Argentina empezó a jugar el partido con el pie derecho. Llegó el 1º gol en los primeros minutos, tras sucederse un exquisito taco de Juan Pablo Sorín y un estupendo pase de Saviola que derivaron en el 1º gol, concretado por "Maxi" Rodriguez, tras una muy buena definición.
A los 15 minutos del primer tiempo la suerte parecía cambiar: "Lucho" González debió ser reemplazado por Esteban Cambiasso, tras realizar un esfuerzo por recuperar la pelota que le provocó, probablemente, una distensión a nivel del aductor. Esto merece una crítica al cuerpo técnico, por colocar a "Lucho" en la cancha para defender, en lugar de jugar, pese a que quienes cubren los partidos del mundial aseguren que "Lucho" quedó afuera por no realizar un adecuado precalentamiento. Tras mostrar cierta reacción, Serbia y Montenegro, pareció equilibrar el encuentro, aunque siempre sin acercar peligro al arco argentino. Finalmente, llegó el 2º gol argentino, que fue un GOLAZO: llegó tras sucederse varios toques cortos (alrededor de 25) entre prácticamente 9 de los 11 jugadores. Sorín, tras 20 pases sin interrupciones, asistió a Saviola, quien, desde la izquierda del ataque argentino, jugó la pelota al medio para Cambiasso, que tocó a Crespo, y, de taco, devolvió al "cuchu", quien definió ante el achique del arquero rival. Argentina aplastó, luego de este gol, a su rival. Después vino el 3º. Y la expulsión, en el equipo europeo, de Mateja Kezman. Y el festival de futbol del segundo tiempo, con muchos toques cortos, y los tres goles que restaban para llegar a la media docena. Y, finalmente, llegaron los debuts de Tevez y Messi en el mundial, quienes jugaron buena parte del segundo tiempo juntos, y mostraron formar una gran sociedad con Riquelme, figura del partido, junto a Saviola y Sorin. Saviola fue clave para la victoria argentina: rompiendo la monotonía del juego, encarando a los grandotes y, a la vez, duros defensores serbio-montenegrinos, fabricando los espacios que sellarían la contundente victoria del equipo de José. Riquelme mostró su sello de jugador exquisito, manejando siempre los tiempos del partido, abriendo muy bien el juego por una u otra punta, convirtiendose en el receptor de la mayoría de los toques en posición ofensiva. Sorín siempre juega y muestra que se divierte en la cancha jugando como lo hace, en cada toque, cada taco.
Argentina mostró hoy, sin dudas, el mejor futbol en lo que va del mundial. Restará saber si esta selección profundiza la tendencia que mostró hoy de jugar buen futbol para saber si, realmente, va a llegar lejos.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres