Blogia
FuTBoL InSuRGeNTe

Las andanzas de Eduardo Lopez, el "presi" de Newell´s

La culpa no es del chancho...

El diario 'El Ciudadano & La región' fue cerrado por segunda vez en la mañana del miércoles 14 de setiembre en su atribulada historia que cumplirá siete años el próximo 7 de octubre.

Por: Carlos del Frade (especial para ARGENPRESS.info)
Fecha publicación:14/09/2005

La orden fue impartida por su verdadero dueño, Eduardo López, presidente de Ñuls, titular de LT 3, responsable de una escuela privada, propietario una estación de servicios cuyos costos son menores a la mayoría de establecimientos similares en todo el país y capitalista de una farmacia que vende medicamentos a muy bajos costos en pleno centro de Rosario.
Cuando López era un deudor moroso en los años ochenta, una década después se convertía en una de las principales 680 riquezas de la misma ciudad, demostrando una envidiable capacidad a la hora de multiplicar su propio patrimonio.
Desde hace cuatro años, López se hizo cargo del diario fundado por el hoy presidente del Comité Editorial del Diario La Capital, Orlando Vignatti, un hombre que supo salir del negocio de los camiones que trabajaban para Celulosa Argentina y entrar en el polifacético mundo de los grandes medios de comunicación.
López y Vignatti son dos de las expresiones más claras de la nueva burguesía amasada en los años del menemismo y sucesores.
Ahora, Eduardo López, acosado por la falta de liquidez por los centenares de cheques rebotados y por sus extrañas relaciones con ex funcionarios del Banco Municipal, decidió el segundo cierre del diario dejando en la calle a ochenta familias.
Pero el problema no es solamente la particular manera de ser de Eduardo López.
El problema es que López es, hace y deshace porque la mayoría de los dirigentes políticos con responsabilidad institucional, en la ciudad, la provincia y el país, lo dejaron ser, hacer y deshacer.
La justicia federal no lo indagó cuando la AFIP lo acusó de lavar dinero.
La justicia provincial le dio un amparo histórico que le permitió hacer fortunas con su legendario bingo.
La policía provincial custodió su bingo y amparó otro tipo de transacciones en el interior de la popular y fuera de ella, en los barrios donde generalmente se desarrollan las actividades de los integrantes del grupo de tareas que se disfraza de barra brava.
La AFIP no insistió con sus investigaciones.
El Banco Municipal admitió durante mucho tiempo cualquier tipo de negocios financieros sin la debida observación de los mismos.
Y la clase política vernácula, intendentes, concejales, diputados provinciales, diputados nacionales, senadores provinciales, senadores nacionales, gobernadores y demás, nunca quiso meterse con los negocios impulsados desde las dirigencias de los clubes más grandes de la provincia.
Las ochenta familias que hoy no saben qué diablos significa la palabra futuro no solamente son víctimas de López, sino de los distintos cómplices que tuvo el dirigente durante estos últimos quince años.
Ellos también, los que dejaron ser, hacer y deshacer a López, deben dar una respuesta a cada uno de los trabajadores despedidos de “El Ciudadano & La Región”.
La impunidad de los dueños de los medios de comunicación es proporcional a la dimensión del problema político de construir una sociedad integrada o resignarse a vivir en las islas de fantasía que propone una ciudad archipiélago.
Cuando José Luis Manzano y compañía subordinan a dirigentes políticos municipales, provinciales y nacionales al proyecto de construir una sede del Congreso en Rosario, es la más clara demostración de la resignación de la política frente a los poderes económicos y empresariales que usan a los grandes medios como herramientas de extorsión.
Cuando esos mismos dirigentes van al pie de semejantes anfitriones dejan de lado la necesaria convicción de hacer de la política una herramienta de transformación y pasan a jugar de socios, de cómplices de negocios y negociados que siempre perjudican a la mayoría de la población.
Triste papel el de la clase política rosarina y santafesina que solamente garantizan la tranquilidad social mientras unos pocos manejan los grandes medios de comunicación y a través de ellos diferentes resortes de la economía regional.
En estos días, sin embargo, uno de ellos, Eduardo López, decidió cerrar el diario.
Si la decisión está emparentada con su urgencia de reunir dinero para sus múltiples obligaciones, es probable que repita el esquema de las empresas frigoríficas de los años ochenta que cerraban sus establecimientos para luego presionar con la gente en la calle y, de tal manera, conseguir créditos blandos. El destino final no era el mantenimiento de la fuente laboral, sino la riqueza individual, porque a los pocos meses sobrevenía la quiebra y el despido, entonces si, se convertía en definitivo.
Si López hace esto para retirarse de manera parcial del negocio de los medios, posiblemente esté forzando un nuevo gerenciamiento del diario para descargar el peso de la deuda millonaria que tiene con la obra social del Sindicato de Prensa.
Pero la cabeza de López no es un problema político.
El problema político es la propiedad y el contenido de los medios de comunicación en Rosario y en la provincia. Un problema que los actuales dirigentes y funcionarios no quieren enfrentar: por miedo, incapacidad o simple y llana complicidad.
Así las cosas, ochenta familias volverán a pelear, como ya lo hicieran durante todos estos años, para recuperar la fuente de trabajo e insistir en la necesidad de que exista democracia informativa en una ciudad cada vez menos protegida de las andanzas de los señores feudales que a partir de los años noventa parecen invictos.
En la mañana del miércoles 14 de setiembre, uno de los delegados de El Ciudadano recibió la noticia del cierre, que habían bajado las persianas por orden de López.
El muchacho, a punto de ser padre por segunda vez, se abrazó y lloró a un ex trabajador del diario y partió rumbo a la lucha.
La dignidad del delegado de El Ciudadano vale mucho más que cualquier negociado de esta rantifusa burguesía que se cree dueña de todo en la ciudad.
La dignidad del delegado de El Ciudadano bien vale el desafío de recuperar la política como herramienta de transformación y no como garantía de los intereses de unos pocos.
El problema no es el señor López, si no todos aquellos que lo hicieron posible.
El problema no es solamente de los trabajadores de El Ciudadano, sino de todo el pueblo rosarino.

Fuente: Argenpress
------------------------------------------------------------------

Incertidumbre y bronca. Cierre del diario El Ciudadano
Por Gustavo Chenevier - Wednesday, Sep. 14, 2005 at 12:54 PM
Lo que no dicen otros medios. Unos 60 trabajadores del Diario El ciudadano y la Región no saben qué va a pasar con sus puestos de trabajo. Hoy cuando concurrieron al diario, estaba cerrado y con un móvil policial en la puerta.
Los trabajadores del diario rosarino el Ciudadano y la Región no pudieron entrar a cumplir sus funciones normales de trabajo en el día de hoy. La patronal del diario, su director, llegó a las 6 de la mañana y le pidió al guardia de seguridad del lugar que se marche, y bajó las persianas de la puerta. No llegó solo, en este momento hay un móvil policial parado frente al lugar, en la calle Dorrego al 900, para respaldar la decisión. Esta es la segunda vez que los trabajadores de prensa tienen que enfrentar un abuso semejante de la patronal que intempestivamente cierran el diario y no se sabe qué va a pasarles. Los laburantes realizaron una asamblea el martes a la noche para ver que medidas tomaban con respecto a varios meses de sueldos adeudados, la respuesta de la dirección del diario fue recibirlos al otro día con las puertas cerradas. Con respecto a los dueños del diario El Ciudadano, se sabe que pertenece a una compañía Off Shore, con sede en Montevideo de las que proliferaron en la década menemista. El nombre de los dueños permanece difuso, lo que si saben los trabajadores es quien tiene el poder de decisión sobre todo lo que pasa en el diario. Ahí, el nombre que aparece es el de el empresario Eduardo López, presidente del club de fútbol Newell´s Old Boy´s y dueño de varios jugadores.
Al momento de escribir estas líneas los trabajadores se encuentran desde la mañana temprano en la puerta del diario, apostados esperando ver que les depara la suerte. Y para tratar de que no se lleven nada de la empresa ya que incluso hay objetos personales dentro que no pudieron retirar. Un núcleo de delegados junto con los abogados del Sindicato de Prensa de Rosario llegaron hasta la Secretaría de Trabajo de la provincia para realizar la denuncia y desde la Secretaría se pautó una audiencia, para la tarde de hoy, miércoles.
Fuente: Indymedia Argentina
------------------------------------------------------------------

Los trabajadores reingresaron al diario El Ciudadano
Por Ernesto - Luis (((i))) Rosario - Thursday, Sep. 15, 2005 at 3:48 AM
En la mañana del miércoles los trabajadores del diario El Ciudadano & La Región encontraron cerradas las puertas del periódico.
La patronal decidió cerrar el periódico en la mañana del miércoles luego de que los trabajadores rechazaran el pago con cheques de los sueldos adeudados del mes de julio, cuando previamente, en negociaciones en la Secretaría de Trabajo, se había convenido el pago de los mismos en efectivo.
Se convocó a una nueva ronda de negociaciones en la Secretaría de Trabajo, en las cuales se llegó a un principio de acuerdo. Luego del mediodía, volvieron a abrirse las puertas de la empresa y la edición del jueves saldrá a la calle con normalidad. Los trabajadores quedan ahora en espera de que la patronal cumpla con el compromiso de pago de los salarios del mes de agosto en los próximos diez días.
"El conflicto ya viene de largo", declaró a este medio Luciano Couso, delegado de los trabajadores del diario El Ciudadano. "Entre otras deudas que tiene la empresa con los trabajadores, veníamos reclamando que se terminara de pagar el mes de julio, nos debían alrededor del 40 % de la masa salarial, y también el reclamo del mes de agosto, que ya nos lo tendrían que haber pagado".
El conflicto con la patronal excede el incumplimiento del pago de los últimos salarios. "Hay una deuda grande que tiene que ver con la obra social, con el fondo solidario, con la cuota sindical, de manera persona con los trabajadores, que debe llegar a los dos millones y medio de pesos", calculó Couso.
El delegado realizó un relato de los últimos días del conflicto. "Hubo varias idas a la Secretaría de Trabajo, hubo varias promesas de completarnos el pago del mes de julio, que no se fueron cumpliendo, la última fue el lunes donde la empresa se presentó a la Secretaría de Trabajo y planteó que ayer martes íbamos a cobrar en efectivo lo que nos faltaba cobrar de julio, y bueno. Ayer (por el martes) nos encontramos con que no se nos iba a pagar en efectivo, como se había acordado, sino que nos proponían pagarnos con unos cheques, para dentro de varios días, y bueno, tiene una serie de inconvenientes. La asamblea de trabajadores decidió rechazar esos cheques y exigir el pago en efectivo como se había acordado en la secretaría de trabajo".
"Hoy a la mañana nos encontramos con que la respuesta de la empresa, lejos de cancelar sus deudas con los trabajadores, fue bajar las persianas del diario. Ahí empezamos a movernos para hacer público el conflicto, fuimos a la Secretaría de trabajo, pedimos una audiencia que se iba a hacer a las 17 horas. Finalmente, en el medio hubo una reunión con el dueño de la empresa, donde se acordó volver a abrir el diario, que por lo pronto va a estar funcionando, mañana va a salir. Hoy nos entregaron unos cheques para cancelar la deuda del mes de julio y a la vez nos hicieron una propuesta de pago del mes de agosto que sería para dentro de diez días. Volvimos a hacer una asamblea en el día de hoy para discutir esta propuesta que nos hacía la empresa, finalmente se aceptó".
Luciano Couso concluyó afirmando que "quedan muchas cosas por discutir. En esta coyuntura, nosotros lo que queríamos era tener el diario abierto. Por un lado porque es nuestra fuente de trabajo y por otra lado porque es un espacio de expresión de la ciudadanía".
Fuente: Indymedia Argentina
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres